Captura-de-pantalla-2015-11-29-a-las-18.28.20_thumb

Deducciones Personales NUEVOS TOPES para el 2016.

 

Captura de pantalla 2015-11-29 a las 18.28.20

   Sobre el tema de DEDUCCIONES PERSONALES, he compartido una diversidad de detalles y es necesario nuevamente actualizar algunos detalles sobre el tema derivado de los cambios a la ley que regula ello por los cambios para el año 2016, la LEY DEL IMPUESTO SOBRE RENTA.

 

  Recordemos que estas llamadas deducciones personales se ejercen para las personas  físicas en su declaración anual, siendo los que más lo utilizan son los ASALARIADOS, ya que en esencia son las únicas deducciones que les permiten.

 

  Durante los años 2014 y 2015, se estableció un tope, que debe aplicarse el menor del que resulte de 4 salarios mínimos elevados al año (70.10 x 4 x 365 = 102,346)  o el 10 % de los ingresos totales del contribuyente; lo cual limitó enormemente lo que se puede deducir, desde luego se promovieron amparos que al parecer pudieran darle revés, y probablemente considerado ello, para el 2016 estas cantidades de han elevado a 5 salarios minimos elevados al año o bien 15% del ingreso total del contribuyente.

  A esto debemos sumarle que se ha adicionado la no consideración  en este tope  a la deducción personal relacionado con las aportaciones complementarias de retiro realizadas directamente en la subcuenta de aportaciones complementarias de retiro, en los términos de la Ley de los Sistemas de Ahorro para el Retiro o a las cuentas de planes personales de retiro, así como las aportaciones voluntarias realizadas a la subcuenta de aportaciones voluntarias, ya que la única que no se contemplaba eran a las DONACIONES.

Otra novedad es que si no deseamos que se nos aplique el tope en las deducciones personales deberemos solicitar la CONSTANCIA DE INCAPACIDAD a las instituciones de salud pública, para que con ella podamos deducir las deducciones personales sin atender a dichos topes, el único punto a cuidar es que dicha incapacidad deberá ser  igual o mayor al 50% de la capacidad normal, sin duda, es un gran avance cuando  alguien se encuentra gravemente enfermo y desea atenderse en instituciones privadas por la falta de atención, disponibilidad o saturación de lo que se requiere en el sector público de salud y si se cuenta con la capacidad de pagar o de endeudarse, mínimo tener la posibilidad de señalarlo en su declaración como parte del detrimento de su capacidad contributiva mermada por un incapacidad, ya que se han dado casos de contribuyentes endeudados por recuperarse de una enfermedad y debiendo pagar impuestos por no poder deducir todos los gastos médicos.

  Y si se preguntan si hay posibilidad de pagar en efectivo los gastos médicos, tristemente, esa parte no se reformo, a seguirse peleando con los MÉDICOS para que cumplan sus obligaciones fiscales.

  Atento a sus dudas sobre el tema.

Miguel Chamlaty

www.haztusimpuestos.com

 

solo los suscriptores gratuitos y Premium pueden comentar, si aun no eres un suscriptor gratuito o premium Suscríbete Ahora